Corazones de chocolate rellenos

chocolate
Corazón geométrico de chocolate

Se acerca San Valentín y que mejor forma de celebrarlo que con unos deliciosos corazones de chocolate rellenos.

 

Desde hace algún tiempo están en tendencia los moldes de silicón y acetato para hacer lindos corazones de diferentes tamaños. Las opciones de rellenos son infinitas, regularmente se utiliza bizcocho ya preparado, mezclado con frosting, al estilo de las también famosas cake pops.

 

Cuando el corazón es grande, le colocan en su interior algo sorpresa, que bien pudiera ser un regalito, junto con golosinas. En fin, estos corazones son muy versátiles.

 

Hoy te quiero enseñar paso por paso como los elaboré y regalarte las recetas de tres rellenos cremosos, muy fáciles de hacer y que seguramente te van a encantar: fresa, caramelo y chocolate con avellanas.

 

EL MOLDE

El molde que utilicé es de silicón, tiene 6 cavidades, por lo que rinde para hacer tandas de 6 corazones. El molde tiene la ventaja de que es resistente a altas y bajas temperaturas, por lo que puedes colocarlo en el freezer sin problemas y también puedes utilizarlo para hornear; es decir, que puedes hornear bizcochos, brownies o lo que se te ocurra en ellos.

 

EL CHOCOLATE

Para hacer estos corazones utilicé chocolate de cobertura, el mismo que se utiliza para hacer bombones, paletas de chocolate y para cubrir fresas. Lo encuentras en cualquier tienda de repostería.

 

Si nunca has trabajado con chocolate, debes saber que es un producto muy delicado y muy susceptible a las temperaturas. En base a esto tenemos que tener mucho cuidado al manipularlo. Lo puedes derretir en microondas o a baño de María.

 

En mi caso, lo derretí en microondas; no utilizo el método de baño de María, a menos que sea estrictamente necesario, ya que es un método lento y mi paciencia no aguanta.

 

En el caso de que quieras derretirlo a baño de María, tienes que tomar en cuenta que el bowl donde colocas el chocolate, no debe tocar el agua jamás. Lo otro que debes tener presente es que tienes que cuidar el chocolate de que no le caiga ni una gota de agua. El chocolate y el agua no se llevan bien, así que te recomiendo que evites ese encuentro. También te recomiendo que muevas constantemente el chocolate para que el calor del baño de María se distribuya bien.

 

Para derretirlo en microondas, te sugiero que coloques el chocolate en un envase de cristal (yo lo hice en una jarrita de medir líquidos). Vas a calentarlo a intervalos de 30 segundos; tienes que moverlo muy bien cada vez que lo saques del microondas, para distribuir bien el calor. Regularmente me toma sólo 60 segundos; 30 segundos para derretirlo y los últimos 30 para derretir cualquier trocito de chocolate que esté quedando.

 

Es muy importante que no sobrecalientes, porque puedes terminar quemando el chocolate. Si lo ves grumoso o arenoso, es muy probable que le hayas dado demasiado calor y se te haya quemado.

 

Una vez derretido el chocolate, ya estamos listos para hacer nuestros corazones, pero antes vamos con los rellenos.

 

 

RELLENO DE FRESA

Es un relleno súper fácil de hacer, con sólo tres ingredientes. Se me ocurre que puedes usarlo para relllenar otro tipo de bombones, macaroons y hasta para cakes y cupcakes.

Yo lo hice con gelatina de fresa, pero como me gusta inventar, creo que funcionaría probar otros sabores como piña, raspberry o limón. 

 

Ingredientes:

150 grs chocolate blanco

50 grs heavy cream  (crema de leche, crema para batir)

½ cda de gelatina de fresa 

 

 

 

Calienta en el microondas el chocolate por 10 segundos, sólo para suavizar el chocolate. Si estás en un ambiente cálido, sin aire acondicionado, puedes omitir este paso. Yo lo hago porque trabajo en aire acondicionado y el ambiente es frío. Coloca la gelatina en la crema (heavy cream)  y calienta hasta que hierva, depende del microondas, pero te toma unos 45 segundos aproximadamente. Viértela bien caliente sobre el chocolate y déjalos reposar por unos minutos, para que el calor de la crema derrita el chocolate.

 

 

Finalmente mueve con cuidado hasta que tengas una crema suave.

 

 

Deja en reposo hasta que alcance temperatura ambiente y endurezca un poco. La puedes conservar en la nevera en un envase bien sellado por una semana. Si deseas guardarla por más tiempo la puedes congelar.

 

RELLENO DE DULCE DE LECHE

Este es un relleno mucho más fácil, mezclas los dos ingredientes y listo! Siempre me ha gustado el dulce de leche, pero para usarlo como un relleno en este caso, me parecía demasiado dulce, así que decidi mezclarlo con queso crema para suavizar un poco el dulce y el resultado me encantó.

Ingredientes:

4 cdas dulce de leche

1 cda de queso crema

En realidad la cantidad de queso crema es a gusto, en este caso utilice una cucharada solamente por 4 de dulce. Si lo deseas menos dulce, puedes agregarle más queso.

 

 

 Suaviza el queso en el microondas, por unos pocos segundos, tal vez 6 a 7. Una vez suavizado, lo mezclas con el dulce de leche y listo!

 

 

RELLENO DE CHOCOLATE

Este relleno es básicamente un ganache de chocolate en una proporción de 2 :1, es decir, dos porciones de chocolate por una de crema. 

Ingredientes:

200 grs de milk chocolate (chocolate de leche)

100 grs heavy cream (crema de leche, crema para batir)

Bombones Ferrero Rocher, nueces, avellanas, almendras (opcional)

El procedimiento es similar al relleno de fresas. Calientas un poco el chocolate en el microondas, luego calientas la crema y la viertes sobre el chocolate. Lo dejas unos minutos para que el calor de la crema derrita completamente el chocolate. 

 

luego lo mueves con batidor de mano hasta que tengas una crema suave y brillosita.

 

 

 

Vas a dejar en reposo la crema hasta que alcance temperatura ambiente y ya estará lista para usar. Cuando rellenes los corazones, puedes combinarla con frutos secos (nueces, almendras, avellanas) o con bombones de avellanas (Ferrero Rocher) triturados.

 

PREPARANDO LOS CORAZONES

Cuando estén listos los rellenos, ya podemos comenzar a hacer los corazones. primero le vas a colocar una capa de chocolate, cuidando de que cubra toda la cavidad del molde. Puedes ayudarte con una brocha. Si lo deseas puedes colocar el molde sobre una rejilla para retirar el exceso de chocolate. Lo llevas a la nevera por unos minutos, tres o cuatro es suficiente; luego le aplicas una segunda capa.

 

Es muy importante que cuando lo retires de la nevera lo dejes reposar unos minutos antes de colocar la segunda capa, ya que si el corazón está muy frío, la segunda capa se endurecerá antes de que la puedas distribuir en el molde.

 

Cuando ya tengas las dos capas, rellenas y cubres con otra capita de chocolate derretido.

 

 

 

Llevas a la nevera para que solidifique bien el chocolate y luego lo retiras del molde y los decoras como gustes.

 

 

Mantente en contacto

Suscríbete a mi página para que seas de los primeros en conocer todas las novedades que compartimos

Respetamos tu privacidad